Día Mundial de la Trombosis

Movimiento global del Día Mundial de la Trombosis

Encuesta de IPSOS Pulse

En 2014, el Día Mundial de la Trombosis e Ipsos-Reid realizaron una encuesta sobre la sensibilización pública acerca de la tromboembolia venosa (TEV). Participaron adultos de nueve países, entre ellos: EE. UU., Reino Unido, Canadá, Alemania, Argentina, Países Bajos, Tailandia, Australia, Japón; y se les preguntó sobre su conocimiento de los signos y síntomas, las causas y la prevención de TEV.

Los resultados de esta encuesta determinaron un punto de referencia sobre la conciencia acerca de la trombosis venosa profunda (TVP) y la embolia pulmonar (EP), conocidas en conjunto como TEV. En general, los resultados revelaron una conciencia general sobre los riesgos de los coágulos de sangre, pero una importante falta de conocimiento acerca de los factores de riesgo más importantes y muy poco conocimiento acerca de que muchas TEV pueden prevenirse. Es posible que esta falta de conocimientos tenga importantes consecuencias en la salud pública.

CONCIENCIA ACERCA DE EP Y TVP

  • Entre los adultos, un promedio del 50 por ciento conocía o había escuchado alguna vez el término "embolia pulmonar" y un 44 por ciento conocía o había escuchado el término "trombosis venosa profunda". Esto contrasta decisivamente con el 88 por ciento que indicó conocer el término "infarto de miocardio" y el 85 por ciento que indicó conocer "accidentes cerebrovasculares" entre los encuestados. Asimismo, solo el 28 por ciento de dichos encuestados se interesaba a nivel personal por la embolia pulmonar y el 27 por ciento por la trombosis venosa profunda.
  • Esta falta de conciencia e interés es importante, ya que la incidencia de TEV no es tan distinta a la del infarto de miocardio (1 a 2 casos cada 1,000 personas por año); y en Europa se dan más casos de muerte por TEV que por cáncer de próstata y de mama, SIDA y accidentes de tránsito, todos combinados.
  • El mayor nivel de conciencia sobre la trombosis venosa profunda se registró en el Reino Unido, donde un 86 por ciento de las personas manifestó conocer la afección. Los niveles más bajos de conciencia de TVP se registraron en Japón (13 por ciento) y en los Países Bajos (20 por ciento). El país donde mayor conciencia se registró acerca de la embolia pulmonar fue Alemania (82 por ciento), seguido de los Países Bajos (72 por ciento).
  • Excepto en Japón y en los Países Bajos, los adultos mayores tenían más conocimiento de la trombosis venosa profunda que los más jóvenes, y las mujeres estaban más al tanto de TVP que los hombres. En Japón, se registró una mayor probabilidad de estar al tanto de TVP entre hombres jóvenes (entre 18 y 39 años) en comparación con mujeres u hombres de más de 65 años. Aun así, el conocimiento sobre TVP en Japón es extremadamente bajo, con el 20 por ciento de conciencia entre hombres jóvenes y el 10 por ciento entre hombres y mujeres mayores.

CONCIENCIA SOBRE LOS FACTORES DE RIESGO

  • La mayoría de los encuestados no son conscientes de la conexión entre las internaciones, una cirugía o cáncer y TEV, a pesar de que son los factores de riesgo más significativos de TEV. Únicamente el 25 por ciento creía que la hospitalización era un factor de riesgo; solo el 16 por ciento de los encuestados creía que el cáncer era un factor de riesgo y solo el 36 por ciento consideró que la cirugía fuera un factor de riesgo. Los estudios realizados han demostrado que en muchos países la mayoría de TEV están relacionadas con la hospitalización.
  • Por otro lado, el 52 por ciento y el 45 por ciento de adultos manifestó creer que el colesterol alto y la presión arterial alta, respectivamente, provocan TEV, a pesar de que ninguna de estas afecciones están vinculadas con TEV.
  • Si bien el 61 por ciento de quienes respondieron informó correctamente que la causa de TVP es un coágulo de sangre en la pierna, el 39 por ciento de los encuestados indicó que no conocía las causas de TVP o citó causas incorrectas, como falta de oxígeno en una vena.

CONCIENCIA SOBRE CÓMO SE SIENTE UN COÁGULO

  • Solo el 28 por ciento de los encuestados dijo que podría saber cómo se siente un coágulo de sangre en la pierna. No obstante, el 35 por ciento de quienes manifestaron saber cómo se sentiría un coágulo de sangre en la pierna no pudo identificar los signos de este fenómeno. Solo el 19 por ciento afirmó saber cómo se sentiría un coágulo de sangre en los pulmones; es decir, una embolia pulmonar.
  • La falta de conciencia sobre los signos de TEV y EP indica que queda mucho por hacer en materia de educación pública. En otras áreas de enfermedades, como infarto de miocardio e ictus, las tasas de mortalidad en las naciones de Occidente disminuyen, al tiempo que la sensibilización pública sobre los signos de advertencia de dichas afecciones aumenta.

CONCIENCIA DE PREVENCIÓN

  • Muchos adultos no sabían que, en ciertos casos, los coágulos de sangre pueden prevenirse. El 55 por ciento de los individuos no sabía que podían prevenirse o no tenía opinión sobre esta pregunta. El 44 por ciento de quienes respondieron no creyó posible que los coágulos de sangre puedan viajar hasta los pulmones, o no respondió a esta pregunta.
  • La trombosis venosa profunda y la embolia pulmonar con frecuencia pueden prevenirse si las personas conocen los factores de riesgo (por ejemplo, no moverse durante períodos prolongados de tiempo, cirugía y hospitalización), hablan con sus profesionales de atención médica acerca de la prevención científico-estadística y buscan ayuda médica si experimentan los signos de estas afecciones, por ejemplo, hinchazón de la pierna en caso de TVP y disnea, o dolor precordial en el caso de embolia pulmonar. Para los pacientes hospitalizados resulta fundamental realizar evaluaciones adecuadas y tomar medidas de prevención científico-estadísticas.

CONCLUSIONES

  • A diferencia del infarto de miocardio y el ictus, TEV no es consecuencia de una mala nutrición, de la falta de ejercicio u otras elecciones de estilo de vida; de hecho, los casos de trombosis pueden darse en individuos aparentemente sanos. En los hospitales, TEV causa más discapacidad que la neumonía y e infecciones intrahospitalarias, y es la causa más común de muertes hospitalarias evitables. Resulta evidente la necesidad imperiosa para la salud pública mundial que los signos y síntomas de estos trastornos y sus causas se conozcan mejor entre el público. Esta encuesta indica que queda mucho por hacer para lograrlo.

METODOLOGÍA

  • Ipsos Healthcare realizó una encuesta entre julio y agosto de 2014 a través de Internet en los idiomas nativos de los participantes. Se encuestó aproximadamente a 800 adultos en nueve países: Argentina, Australia, Canadá, Alemania, Japón, Países Bajos, Tailandia, Reino Unido y Estados Unidos. En todos los países, excepto en Japón y en Tailandia, las muestras incluyeron a 160 personas de entre 18 y 39 años, 320 personas de entre 40 y 64 años y 320 personas mayores de 64 años. Debido a consideraciones logísticas, en Japón y en Tailandia se encuestó a 160 personas de entre 18 y 39 años y a 640 personas de más de 40 años. Se ponderaron los resultados para reflejar el porcentaje de individuos de estas franjas etarias según los datos de censos locales más actuales.
  • Esta es una encuesta profesional. La prueba estadística se realizó con un intervalo de confianza del 95 % y las diferencias estadísticas entre los países figuran en los distintos gráficos de barra.
  • La encuesta se realizó en línea. Cada vez más encuestas se realizan en línea en lugar de realizarse por teléfono. Si bien puede que hace unos años esta metodología haya recibido cuestionamientos, hoy en día la prevalencia del acceso a Internet hace que sea una manera más confiable, y más rentable, de encuestar a individuos.

DESCARGA

Para obtener un informe completo y detallado (global y para todos los países), haga CLIC AQUÍ para descargarlo.

INFORMACIÓN CONFIDENCIAL Y REGISTRADA. PROHIBIDA SU COPIA O DISTRIBUCIÓN SIN CONSENTIMIENTO EXPRESO ESCRITO.

WORLD THROMBOSIS DAY
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software