Día Mundial de la Trombosis

Movimiento global del Día Mundial de la Trombosis

Historias personales

Ian Jackson

Worcestershire, Reino Unido

A los 52 años, Ian Jackson tiene todo lo que había deseado para su vida, cuatro hijos, tres nietos y su mujer Jayne, quien ha sido "mi compañera, mi mejor amiga y mi alma gemela durante 30 años". Pero hace aproximadamente una década que Ian vive con una crisis médica que nunca pudo prever. 

"Justo antes de cumplir 44 años, me diagnosticaron la primera de tres embolias pulmonares (EP)", cuenta Ian, que sabe que algunos miembros de la familia han tendido problemas con várices, pero nadie con esta afección. "En resumen, puedo tener un coágulo en cualquier momento, no importa si mi sangre es espesa o líquida, y los anticoagulantes normales no detienen esto".

En 2006, la vida de Ian cambió para siempre cuando varios médicos le dieron un diagnóstico erróneo, después de desmayarse en su casa por la primera embolia pulmonar (coágulo de sangre en el pulmón). Ian recuerda haber sentido dolor en la pantorrilla derecha, una hinchazón importante en la pierna, y tener dificultad para respirar. Originalmente le diagnosticaron un "tendón de Aquiles distendido" y principio de asma. Le dijeron que no había actividad de coagulación en la pierna. Como en ese momento Ian no conocía los antecedentes familiares de trombosis o ni que llevaba un estilo de vida que podría predisponerlo más a una trombosis, le indicaron el uso de anticoagulantes por tres a seis meses, y le dijeron que sería suficiente para alguien de su edad sin antecedentes familiares de trombosis. 

Ian cuenta que "en realidad, en los tres meses siguientes me di cuenta del problema que sería esto para el resto de mi vida". Cuatro meses después de la primera EP, a Ian le diagnosticaron una segunda EP y sufrió una terrible hinchazón en las piernas y disnea, a pesar de estar tomando los anticoagulantes.

Ian pasó un largo tiempo en el hospital y se sometió a varios exámenes clínicos para ver por qué tenía casos de coagulación tan frecuentes. Ninguno de los exámenes fue definitivo, por lo que le indicaron la toma de anticoagulantes dos veces al día. Los médicos de Ian comenzaron a preocuparse por el posible uso a largo plazo de ciertos anticoagulantes y llegaron a la conclusión de que si un examen de ultrasonido no presentaba más coagulación, volvería a tomar solo uno.

WORLD THROMBOSIS DAY
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software