Día Mundial de la Trombosis

Movimiento global del Día Mundial de la Trombosis

Conozca sus derechos como paciente: Mantenga el flujo de la vida

1 de cada 4 personas muere por causas relacionadas con la trombosis, una afección potencialmente mortal pero evitable que afecta anualmente a millones de personas en todo el mundo.

Estar en un hospital es un factor de riesgo significativo para desarrollar trombosis venosa (TEV). Los pacientes con movilidad reducida (debido a reposo o recuperación) o que tienen traumatismo vascular (debido a una cirugía u otra lesión grave) tienen más probabilidades de presentar coágulos de sangre.

Sea proactivo. Si es internado en un hospital o necesita someterse a cirugía, deberían realizarle una evaluación de riesgos de TEV. Si ha sido internado y no se controlaron sus riesgos de trombosis, es importante que consulte con un médico o enfermero. Del mismo modo, si le han informado que corre riesgo de formar coágulos de sangre y le han suministrado medicamentos, medias u otros dispositivos, es importante que comprenda cómo utilizarlos de forma adecuada.

La prevención adecuada puede incluir:

  • Medicamentos para prevenir los coágulos (p. ej., anticoagulantes)
  • Dispositivos mecánicos (p. ej., dispositivos de compresión neumática intermitente o bombas venosas del pie de inflado rápido, medias de compresión graduada)

Ciertos factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar TEV. Cuando la realiza un profesional de atención médica, la evaluación de riesgo de TEV puede indicarle su riesgo personal y guiarlo hacia una prevención adecuada.

Conozca si tiene riesgo de desarrollar TEV. Conozca los signos y síntomas. Tome el control de su salud y reduzca proactivamente sus riesgos.

Conozca los factores de riesgo para TEV:

Riesgo alto
Riesgo moderado
  • Edad (más de 60 años)
  • Antecedentes personales o familiares de coágulos de sangre
  • Cáncer/quimioterapia
  • Usar medicamentos a base de estrógenos (p. ej., anticonceptivos orales o terapia de reemplazo hormonal)
Otros factores
  • Obesidad
  • Embarazo o parto reciente
  • Tabaquismo
  • Consumo de alcohol

No olvide:

  • Pídale a su profesional de atención médica que evalúe su riesgo de desarrollar TEV. En caso de hospitalización, pida una evaluación tan pronto ingrese al hospital.
  • Hable acerca de los resultados de su evaluación de riesgo de TEV y pregunte qué se puede hacer y qué se hará para reducir los riesgos. La información debe proporcionarse de forma oral y escrita.
  • Pida que le tomen el pulso para detectar latidos irregulares, que pueden deberse a una fibrilación auricular (FA).

Si usted o alguien que conoce irá al hospital, sea proactivo y esté preparado. Haga preguntas importantes sobre el riesgo de TEV y la prevención adecuada.

Piense en TEV y únase al compromiso mundial de conocer y ejercitar sus derechos.

WORLD THROMBOSIS DAY
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software