Día Mundial de la Trombosis

Movimiento global del Día Mundial de la Trombosis

Historias personales

Tonya lockwood

Wyoming, Estados Unidos

Tras un diagnóstico de embolia pulmonar (EP) múltiple potencialmente mortal a los 38 años, Tonya Lockwood quiere que todos conozcan los signos y síntomas de los coágulos de sangre que ponen en riesgo la vida.

"Me apasiona generar conciencia en las personas porque yo era ignorante en esto y no tenía idea", dice Tonya. "Estoy tan agradecida de haberlo superado".

Sus síntomas comenzaron en noviembre de 2010, pero, al igual que muchas víctimas de tromboembolia venosa (TEV), los atribuyó al sobrepeso y a la falta de estado físico. Al principio, Tonya comenzó a sentirse fatigada y sin aliento y pensó que podía ser una infección. Sin embargo, al acudir a su médico de familia, este le recetó esteroides luego de comprobar que los pulmones estaban limpios.

En los dos meses siguientes aparecieron más síntomas, como urticaria y contractura en el cuello. En febrero de 2011, cuando comenzó a sentir dolor precordial agudo, su madre la convenció de ir al hospital.

"El médico me dijo: 'Me alegra que esté aquí. Tiene embolia pulmonar múltiple de gran tamaño en ambos pulmones'. Fui muy afortunada de haber acudido al hospital cuando lo hice", recuerda Tonya.

Si su madre no la hubiera incitado para ir a la sala de emergencias, Tonya no hubiese sobrevivido un día más. "El médico estaba realmente sorprendido de que hubiese resistido tanto tiempo con síntomas", dice. "Al principio, uno no toma conciencia de lo que sucede, pero podría haber muerto. Estoy tan agradecida".

Tras pasar varios días internada, Tonya recibió el alta, pero siguió en tratamiento durante seis meses. Los médicos no estaban seguros del origen de su EP, pero creen que podría tener relación con el uso de anticonceptivos. Le hicieron análisis para ver si tenía trastornos sanguíneos genéticos, pero dieron negativo.

Cuatro años más tarde, Tonya ya no toma anticonceptivos y modificó su estilo de vida para mejorar su salud y eliminar los factores de riesgo. Tonya es una madre activa de dos hijos y tiene actualmente un excelente estado físico. En 2014 corrió un triatlón y pronto participará en una carrera de ciclismo de 30 millas.

"Sé que estar mucho tiempo sentada y tener sobrepeso contribuyen a los factores de riesgo" dice Tonya. "He cambiado mi alimentación. Sé que mi problema estaba relacionado con el estrógeno, por lo que me he vuelto mucho más consciente sobre nutrición. Ya era bastante activa en términos de actividad física, pero esto simplemente reafirma que es un factor importante".

Tonya espera que su historia sirva para informar a otros que no saben nada sobre TEV o EP. "Creo que nunca había oído hablar al respecto", afirma. "Pero afecta a hombres y mujeres con cualquier estilo de vida y quisiera que más gente tome conciencia. Todos deberían conocer los posibles síntomas y signos y las mujeres deberían tener cuidado con la anticoncepción".

WORLD THROMBOSIS DAY
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software