Día Mundial de la Trombosis

Movimiento global del Día Mundial de la Trombosis

Historias personales

Scott Shields

Washington, D. C., EE. UU.

En 4 de agosto, 2001, Scott Shields, ávido corredor y golfista, era un hombre activo y saludable de 32 años cuando su vida cambió para siempre.

Lo atropelló un automóvil mientras cruzaba la carretera. Cuando los paramédicos lo encontraron, estaba inconsciente, no respiraba y tenía lesiones potencialmente mortales, entre ellas, varias fracturas vertebrales a lo largo de la columna, fracturas en todo el cuerpo, tórax inestable, contusiones pulmonares y shock hipovolémico. Scott fue trasladado por aire a un centro traumatológico de Nivel I, donde estuvo internado alrededor de dos meses. 

Los cirujanos y el equipo de emergencia que atendieron a Scott consideraron que sería afortunado si sobrevivía y no esperaban la notable recuperación que tuvo. Actualmente, Scott realiza entrenamiento de krav magá, una forma intensa de artes marciales, y puede partir tablas con las manos. Pero aún tiene problemas de salud crónicos como consecuencia de haber estado semanas suspendido en tracción.

Durante la internación, Scott desarrolló una trombosis venosa profunda (TVP) en la parte interna del muslo izquierdo, por la cual el equipo médico detuvo de inmediato la fisioterapia. Los cirujanos inyectaron medicamentos en el muslo de Scott para ayudar a disolver el coágulo. El equipo médico supervisó atentamente la afección de Scott durante varios días.  

Luego de asegurarse de que el coágulo se había disuelto, Scott siguió con la terapia y pronto fue derivado a un hospital de rehabilitación donde continuó el tratamiento. Cerca del 60 por ciento de los casos relacionados con coágulos de sangre se asocian a internaciones recientes.

Tras su recuperación, Scott se ha dedicado a abogar en nombre de otros sobrevivientes de traumatismos. Es voluntario en la American Trauma Society (ATS) y es cofundador de la Red de Sobrevivientes de Traumatismos de la organización, un servicio nacional de apoyo para víctimas de traumatismos y sus familias. 

Sin embargo, diez años después del accidente, como otros que han padecido de TVP, Scott formó otro coágulo de sangre. Según un estudio de 2007, hasta un 25 por ciento de las personas que han padecido de TVP o embolia pulmonar sufrirán una recidiva dentro de los cinco años posteriores al diagnóstico inicial. 

Scott considera su recuperación como algo simplemente milagroso y afirma estar contento de haber recuperado su vida. Dicho esto, sabe que debe manejar su salud con mucho cuidado. Actualmente, Scott toma un anticoagulante a diario y es posible que deba hacerlo por el resto de su vida. También debe cuidar su dieta y un hematólogo controla su afección.   

 

WORLD THROMBOSIS DAY
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software