Día Mundial de la Trombosis

Movimiento global del Día Mundial de la Trombosis

Historias personales

Robert Rohmann

Florida, EE. UU.

Estar en el agua era una forma de vida para Robert Rohmann. Este hombre activo de 30 años había pescado y practicado surf toda su vida, y hasta fue surfista profesional durante su adolescencia. Cuando tenía poco más de 20 años, tras varios años en el surf, Robert decidió usar sus habilidades para la pesca como fuente de ingresos y se hizo capitán.

Siendo padre de dos hijas pequeñas, en enero 2016 se fue de viaje a Barbados para practicar surf, cuando su vida era aparentemente normal. Robert había estado sufriendo síntomas inusuales antes del viaje, entre ellos, dificultad para respirar, disnea y mareos. Pero no creyó que los síntomas fueran algo grave como para alarmarse.

Todo cambió en ese viaje a Barbados. Al salir del agua mientras practicaba surf, Robert parecía un "fantasma" según sus amigos. 

Después de acudir al hospital, a Robert le diagnosticaron embolia pulmonar (coágulos de sangre en los pulmones) e hipertensión pulmonar. Pasó las siguientes tres semanas hospitalizado en Barbados, mientras los médicos le suministraban anticoagulantes y oxígeno.  

Cuando volvió a su hogar en Florida, EE. UU., Robert y su esposa Arianne pasaron los meses siguientes buscando respuestas. ¿Por qué un hombre de 30 años perfectamente saludable de pronto se encontraba peleando por su vida?

A medida que el estado de Robert se agravaba, los médicos encontraron más coágulos de sangre en las piernas y en los pulmones (afección conocida como tromboembolia venosa o TEV). Su fuerza y energía comenzaron a declinar.

"Había días en que estaba tan exhausto que debía llevarlo hasta el baño, paso a paso, manteniéndolo en pie", dijo Arianne. "Algunos días debía ayudarlo a lavarse los dientes porque sentía los brazos demasiado pesados y no podía levantarlos".

Finalmente, a Robert le diagnosticaron hipertensión pulmonar tromboembólica crónica (HPTEC), una afección poco frecuente que pueden desarrollar las personas que han padecido embolia pulmonar aguda. Fue transferido a una unidad de cuidados intensivos (UCI) donde permaneció un mes y medio con Arianne a su lado. 

Al poco tiempo, el lado derecho de su corazón comenzó a fallar. Los médicos decidieron someterlo a una cirugía denominada "tromboendarterectomía pulmonar" para extraer los coágulos de sangre de las arterias pulmonares y reparar la válvula tricúspide. 

Si bien los médicos pudieron extraer algunos coágulos de los pulmones, muchos estaban demasiado diseminados y no fue posible extraerlos. La cirugía no logró bajar el nivel de hipertensión pulmonar. 

Robert permaneció en coma inducido hasta que falleció dos semanas más tarde en junio 2016 con Arianne a su lado.

En este breve tiempo que ha transcurrido desde la muerte de Robert, Arianne y sus dos hijas aún están intentando aprender a vivir sin él.

"Las emociones llegan de manera desordenada. Hay días en que estoy adormecida y otros en que me siento agradecida; la tristeza viene en oleadas", sostuvo Arianne. "Por supuesto, el mejor remedio son los abrazos de nuestras dos pequeñas hijas, cada una con la mitad del corazón de Robert. Cuando se combinan, tengo su corazón entero para siempre".

Arianne comprende la potencial gravedad de los coágulos de sangre y aboga por la importancia de comprender los factores de riesgo, signos y síntomas de la trombosis.

"Cuando uno escucha las palabras 'coágulo de sangre', no piensa en la muerte, pero escuchamos 'cáncer' y al instante pensamos en la muerte", dijo. "Lo que la gente no sabe sobre un coágulo de sangre es todo lo que puede derivar de él, incluida la hipertensión pulmonar. Yo solo tuve cinco meses con mi marido luego del diagnóstico". 

WORLD THROMBOSIS DAY
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software