Día Mundial de la Trombosis

Movimiento global del Día Mundial de la Trombosis

Historias personales

Jenni Newman

Johannesburgo, Sudáfrica

Lo último que una ejecutiva de relaciones públicas hábil, activa y enérgica necesita es quedar incapacitada por coágulos de sangre.  Pero eso fue lo que le pasó a Jenni Newman, de Johannesburgo.

Hace más de una década le indicaron un reemplazo de cadera de rutina, una operación común para mujeres de edad media. El cirujano era extremadamente hábil, pero el médico a quien había consultado solo mencionó "de pasada" el riesgo de coágulos y no le advirtió que la tromboembolia venosa (TEV) podría ser una complicación importante y potencialmente mortal de este procedimiento quirúrgico, así como tampoco le mencionó la importancia de volver al hospital si sentía signos evidentes de coágulos de sangre.

Una semana después de la operación, Jenni sintió un dolor punzante y agudo de un lado. Llamó al médico, quien no pareció muy alarmado a pesar del dolor que ella describió. "Fue como si me retorcieran un cuchillo caliente en las costillas".  

A la mañana siguiente, en el consultorio del médico, Jenni pidió una resonancia magnética a pesar de que el médico le había dicho que las compañías de seguro detestan tener que pagar por exámenes relativamente costosos como ese. Jenni se mantuvo firme y le hicieron la resonancia. "No se mueva", le dijo el técnico. "Tiene los pulmones llenos de coágulos". Esas seis palabras implicaron que Jenni pasara los diez días siguientes en la sala de cuidados intensivos.

A pesar de los desafíos de lograr una dosis correcta de los medicamentos anticoagulantes, Jenni ahora se ha recuperado de esa dura experiencia. Dice que estas vivencias la han convencido de que los pacientes y los profesionales de atención médica deben tomarse los coágulos de sangre como algo muy serio. "Los médicos deben advertir sin incertidumbres sobre los riesgos de coágulos cuando lo internan a uno en un hospital, y deben explicar a qué signos debemos prestar atención", explica. 

"Y es igual de importante que todo paciente con riesgo de trombosis, como un paciente de reemplazo de cadera como yo, reciba supervisión constante y terapia preventiva en caso de que sea necesario. Tengo suerte de haber insistido en formar parte de mi asistencia médica. Si no lo hubiera hecho, los resultados podrían haber sido desastrosos".

WORLD THROMBOSIS DAY
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software