Día Mundial de la Trombosis

Movimiento global del Día Mundial de la Trombosis

Historias personales

ASHER DEBOUVER

Asher DeBouver

Chicago, Illinois, Estados Unidos

Jen DeBouver ha tenido que afrontar el inimaginable dolor de perder a sus dos hijos. La primera fue una hija que nació muerta. Jen perdió a su hija diez meses antes de que naciera su hijo Asher en septiembre de 2012. Cuando tenía 26 semanas de embarazo, Jen y su esposo J.D. recibieron la devastadora news: Asher tenía una insuficiencia cardíaca congénita conocida como "estenosis valvular aórtica", un estrechamiento anormal de la válvula aórtica del corazón que impide el flujo correcto de la sangre del corazón al resto del cuerpo.

"El médico nos dio la opción de hacer una intervención fetal o esperar a que naciera", cuenta Jen, que en su memoria ha creado la Fundación para Enfermedades Cardíacas y Trombosis Asher James, que se dedica a la investigación y generación de conciencia sobre la trombosis y las enfermedades cardíacas congénitas en bebés y niños. "Pero descubrimos que Asher tenía más problemas que este defecto y si no lo operaban, no sobreviviría hasta el nacimiento".

Madre e hijo superaron la cirugía sin ninguna complicación y Jen pudo ver que su hijo era un luchador. Cuando nació, el médico les dijo a Jen y J.D. que la combinación de problemas cardíacos de Asher era poco frecuente. Cada vez que los médicos pensaban que no sobreviviría, solían decir: "Si alguien puede hacerlo, ese es Asher".

Cuando Asher cumplió cuatro semanas, se le formaron coágulos de sangre en los brazos y venas yugulares, lo que limitó el torrente sanguíneo al cerebro y al corazón. Se utilizaron diversos tratamientos y medicamentos para disolver los coágulos, pero volvían a formarse. 

Jen cuenta lo siguiente: "Durante este proceso aprendimos que se estaban usando medicamentos para adultos en niños, que se sabía poco sobre coágulos en niños tan pequeños, y que había muy pocas investigaciones al respecto".

Asher luchó contra estos coágulos durante aproximadamente tres semanas, hasta que perdió la batalla a las seis semanas de vida. Los médicos le dijeron a Jen que los coágulos probablemente se habían formado por mover la línea venosa central (que se utilizó para administrar medicamentos y fluidos), desde el pie hasta el tórax, puesto que la línea había comenzado a fallar, y por el hecho de que Asher tenía movilidad limitada.  

Además de crear la fundación en memoria de Asher, la organización de Jen y J.D. también se ha unido al Día Mundial de la Trombosis de este año, junto con más de cien agencias y organizaciones de todo el mundo dedicadas a educar al público sobre los coágulos de sangre. 

"Esperamos que a través de nuestra fundación y con el Día Mundial de la Trombosis las personas entiendan que no es algo que les sucede solo a los adultos mayores", explica Jen. "Todos, adultos o jóvenes, deben conocer los riesgos, los signos y los síntomas, y no ignorarlos".

WORLD THROMBOSIS DAY
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software